Preparación para Pentecostés

Le invitamos a nuestra mañana de oración, meditación y preparación para Pentecostés (ser llenados por el Espíritu de Dios y su amor)
9.00 a.m. – Tiempo de reflexión sobre cómo obra el Espíritu de Dios en nuestras vidas.
9:30 a.m. – Oraciones para que el Espíritu sea derramado sobre nuestra Iglesia
10:00 a.m. – Pequeño break
10:10 a.m. – Canciones y alabanzas
10:20 a.m. – Perdón y Reconciliación
11:20 a.m. – Pequeño break
11:30 a.m. – Oración para la Unidad – estar unidos en mente, emoción, voluntad, planes, propósito y oración
11:45 a.m. – Oraciones para que el Espíritu sea derramado sobre nuestra Iglesia

Este sábado 3 de junio, tendremos una mañana de oración en preparación para Pentecostés: un día muy especial en el calendario de la Iglesia – recordando y celebrando el día en que fue derramado sobre los discípulos que esperaban su llegada.

Somos la iglesia, no es un edificio: Son las personas que conforman la iglesia.  El Espíritu de Dios es revelado a los hijos de Dios.  A medida que vamos descubriendo que somos hijos e hijas del Creador, también descubrimos de nuestras múltiples fallas para cumplir nuestro llamado, nuestro egoísmo, nuestro ego, nuestra falta de amor al prójimo y preocupación por las personas de nuestra familia, nuestros vecinos, amigos, y hasta otros miembros de nuestra iglesia.  Comencemos, como siempre, con humildad y perdón.

Hay muchas formas de prepararse para Pentecostés, pero siempre debe incluirse:

  1. Sumisión – Que se haga Su voluntad.  En silencio, nos aliñamos con la Voluntad Divina, orando con humildad, aceptando nuestras ofensas y aceptando cuándo hemos tratado de obrar por nuestras propias fuerzas, y poner nuestras propias reglas, en vez de aceptar que el «YO SOY EL QUE SOY» es Dios.
  2. Perdón y reconciliación – Esta es el primer paso como individuos y comunidad, perdonando unos a los otros, para encontrar reconciliación.  Naturalmente, a veces nos cuesta: perdón es una decisión muy seria.  No será fácil y probablemente sea incómodo o hasta doloroso.  Es difícil perdonar cuándo hemos sido herido o algo terrible nos ha pasado, hecho por otra persona.  Perdonar unos a los otros, amar uno a los otros.  Traemos amor, perdón y reconciliación a este mundo:  si no lo hacemos nosotros, quién?  Que significa ser seguidor de Jesús si no podemos perdonar?
  3. Unidad Espiritual – Los discípulos estaban de común acuerdo, común plan, común voluntad, común propósito, y común oración.  Vivían juntos, en Koinonía y amándose unos a los otros.  El Espíritu de Dios obraba esta unión.  No hubo peleas ni envidias.  Ya no preguntaban «Quién será el mayor de nosotros?».  Ya no se peleaban por saber quien iba sentarse a la mano izquierda o derecha de Jesús.
  4. Oración – Oración es esperar a Jehovah, alinearse con la Voluntad Divina, y los que esperan a Dios tendrán sus fuerzas renovadas por meditación y oración.  Oraban en fe que se hiciera realidad la promesa de Jesús del derramamiento del Espíritu Santo.  Oraban con esperanza, pasión, persistencia y perseverancia.  «Derrama sobre mi tu Espíritu, que sin Tí no soy nada.  Arrópame con Tu poder.  Prometiste tu Espíritu para enseñarme: necesito esta enseñanza.  Prometiste tu Espíritu para guiarme:  se Tu mi guía
  5. Gratitud – demos gracias.  Demos gracias a todos.  Tomemos nota de todas nuestras bendiciones.